Cómo escoger los colores para pintar la habitación


Muchas veces no sabemos qué hacer con las paredes de nuestra habitación y terminan conservando su blancura original desde el día en que nos mudamos. Si te cansaste del blanco o en general del color que tienes por años es hora de un cambio.


Sin embargo esta decisión no debe tomarse apresuradamente ya que se trata de la habitación donde descansamos y pasamos la mayor cantidad de tiempo cuando estamos en casa.


Antes de decidirnos por un color específico debemos tomar en cuenta los colores de los muebles, de las cortinas y aún de los cuadros o fotos en las paredes. También debemos considerar que el color de nuestra habitación producirá emociones en nosotros, nos traerá recuerdos a la mente, pensamientos, nos hará percibir las cosas de otra manera e inclusive afectará la forma en que interactuamos con otros.


La primera opción son siempre los colores neutrales ya que son fáciles de combinar con colores más fuertes como el verde, el azul o el rojo. Estos colores fuertes se recomiendan para los muebles o accesorios y por consiguiente brindan la opción de cambiar el ambiente de la habitación estacionalmente.


Colores como el gris o plomo se recomiendan evitar ya que evocan situaciones tristes o depresivas. Por el contrario, usar colores fríos crearán la apariencia de una habitación más grande. Colores fríos recomendados para la habitación son el azul, verde o el lavanda. Cada uno nos brinda un sentimiento diferente como el azul del cielo o el verde de un mar tropical, las variaciones de tonos lavanda son convenientes cuando se decora la habitación de una niña.


Por otro lado los colores cálidos proveen energía a la habitación y la hacen más clara. Si la habitación tiene pocas ventanas y no entra mucha luz, entonces un color claro es la solución. Por otro lado, algunas tonalidades cálidas relajan y si el tono es brillante suele usarse para la habitación de un niño.


En general si quieres un color fuerte utilízalo sólo para los detalles de la habitación como por ejemplo columnas, esquineras o cenefas. Y recuerda que este nuevo color te acompañará por lo menos varios años y entonces debe ser un color que te haga sentir bien y por el cual disfrutes estar rodeado.

Fuente: Decorailumina

No comments:

Post a Comment