decorar el jardín con una granja pequeña

La posibilidad de crear una granja pequeña, bonita y de bajo mantenimiento en el jardín de casa, en plena ciudad, puede ser muy atractiva para muchas personas. Conectarnos con la naturaleza, no solamente con la flora, sino también con la fauna. A quienes nos gustan los animales, estar en contacto directo con ellos, nos pacifica y hace bien.

Se trata de una pequeña granja, que apoya el ecosistema local y no tiene intervenciones químicas. Desde los barriles para la recolección de agua de lluvia para el riego, la pavimentación permeable que permite al agua escurrirse e infiltrarse en el suelo, hasta el abono de hierba cortada en las vallas. Las gallinas por ejemplo, la ayudan a airear y fertilizar el suelo, además de suministrarle huevos.

Diseñó un jardín que se mantuviera a sí mismo. “Yo sólo trabajo aquí unas 5 veces al año para quitar la maleza, sacar plantas marchitas y ese tipo de mantenimiento”. Se ha preocupado por cultivar plantas nativas para la alimentación de aves y otros animales salvajes. Los conejos, gallinas y otras aves se alimentan del jardín, y contribuyen a su fertilización.

Gardenias. Conocidas también con el nombre de “Jazmines del Cabo”, y tratadas en la Parte Especial de este Libro.
Genistas. Leguminosas (Papilionáceas) llamadas vulgarmenteRetamas”; son en general plantas muy rústicas, de follaje poco aparente y una floración tupida de extraordinaria belleza. Las especies más recomendables son: Genista monos-fcrma o “Retama Blanca”, con más de tres metros de altura y abundantes flores blancas que aparecen al final del invierno; Genista canariensis, de 1,50 a 2 metros de altura, floración amarilla en la primavera; Genista linifolia, muy rústica, píospera bien en climas marítimos, florece en la primavera abundantemente, siendo las flores de color amarillo. Existe otra especie, botánicamente clasificada como Spartium junceum y llamada vulgarmente “Genista de España”, que es muy cultivada entre nosotros, dándose muy bien en todos los suelos y presentando una abundante v perfumada floración de color amarillo, a mediados de la primavera.
Geranios. Se tratan en detalle en la Parte Especial de este Libro.
Heliotropo. ídem.
Heléboro. Arbusto procedente de climas más bien fríos, poco cultivado en nuestros jardines, pero no así en algunos países de Europa, donde se la conoce con el nombre de “Rosa de Navidad”, por florecer en esa época del año (invierno en el Viejo Mundo). Su nombre botánico es Helleborus niger y sus flores son similares a las de las Anémonas, algo más grandes y de color blanco (cambiando al rosado tenue).
Hibiscus. Especies tratadas con mayor detalle en la Parte Especial de este Libro. Se conocen con el nombre vulgar de “Rosas de la China”.
Hypericum. Género de Hipericíneas que se presentan en forma de matas o arbustos, muy rústicas, vegetando bien en lugares soleados o a la media sombra; las hojas son ovaladas, las flores grandes, solitarias, de color amarillo oro (aparecen en el verano). La especie Hypericum cálycinum es una mata vigorosa bastante invasora; el H. patulum puede ser considerado más bien como un arbusto y tiene características similares al anterior. Existen otras especies introducidas en jardinería, muchas de ellas híbridas entre las dos nombradas

No comments:

Post a Comment